EL PRINCIPIO DEL VALOR Y EL COMERCIO

Las cosas que no cuestan nada no valen nada.

Un cuerpo sano cuesta el tiempo y el esfuerzo invertido en el ejercicio y la preparación de los alimentos. Una mente poderosa cuesta las horas invertidas en leer y estudiar. Muchos costos no requieren dinero para pagar, pero el dinero le da un valor numérico a todo en este planeta para facilitar el comercio.

El dinero es la moneda negociable del conocimiento y el esfuerzo.

El único propósito del dinero es asignar un valor numérico al conocimiento y al esfuerzo con el fin de comerciar. Un estudiante de derecho cambia dinero a una escuela por el conocimiento que necesita para su carrera. El conocimiento que un abogado obtuvo de sus maestros se cambia por dinero, que a su vez se puede cambiar por el conocimiento y el esfuerzo de otras personas, incluso si no requieren los servicios de un abogado.
Las cosas de valor nunca son gratuitas, porque si fueran gratuitas no tendrían valor.
Si los Illuminati no tienen necesidad de ganancias, ¿por qué no simplemente dar dinero ilimitado a cualquiera que lo solicite? ¿Por qué los Testamentos están disponibles para ordenar cuando nuestra organización puede darse el lujo de proporcionar copias a todos los ciudadanos de forma gratuita?

Una casa vale más que un puñado de arena por el esfuerzo y los materiales necesarios para construirla. La arena no requiere conocimiento ni esfuerzo ni materiales para construirla, por lo tanto no tiene valor.
Hay valor en las palabras de los Testamentos, pero también valor en los árboles que se deben cortar para el papel, en los trabajadores que deben crear los diseños y maquetaciones e ilustraciones, en la tinta para la impresión, en los paquetes para la entrega . Cientos de mentes humanas con décadas de experiencia analizan cada elemento de la producción del Testamento, mientras que algunas mentes simplemente se quedan al margen, quejándose de los costos de impresión, diseño, empaque y entrega en la puerta de su casa. Si bien los Illuminati no necesitan ganancias, tampoco necesitamos personas que no puedan ver el valor de las cosas que no son gratuitas.

El dinero no significa nada para quienes lo imprimen.

Los Illuminati no aceptan donaciones ni cuotas de membresía de ningún tipo. No requerimos diezmo ni compromiso monetario.

You cannot copy content of this page