PARTE I – Preparándose para la Siguiente Etapa del Nuevo Orden Mundial Illuminati

Desde los comienzos de los Illuminati, antes de escribir nuestros juramentos eternos o la emisión de nuestros votos de protectores de la humanidad, nuestra organización ha abogado por el objetivo final de una Tierra Global. Nuestra visión para el futuro es un planeta unificado sin fronteras nacionales, gobernado por la mejor y más brillante de las especies humanas, en el que todas las personas, en todas partes, puedan vivir en abundancia.

Una sociedad globalista significaría el abandono de las divisiones entre países y el fin de milenios de guerras disputadas por la tierra y sus bienes. Es el fin del acaparamiento y almacenamiento de recursos excedentes por parte de un país mientras los habitantes de otro país se mueren de hambre. Es la idea de que todos los humanos son individuos y también parte de una familia de especies extendida, y que ningún humano debe quedarse atrás simplemente por la posibilidad de nacer.

En la actual era de guerra, los ricos deben acumular sus suministros para mantener a salvo a sus hijos durante este período de caos. Sus obeliscos y fábricas sólo pueden construirse con el necesario trabajo de masas.

Pero se acerca rápidamente una era diferente: una civilización posterior al trabajo mantenida por máquinas autónomas y alimentada con energía ilimitada. En la era de Illuminatiam por venir, todos los que buscan riqueza reciben la riqueza que se merecen.

EN EL NUEVO ORDEN MUNDIAL HAY UN LUGAR PARA CADA COSA Y UNA META PARA TODOS

Nuestro plan para este planeta ve humanos que no están divididos en tribus según su ubicación geográfica, apariencia física o acceso a recursos. En cambio, cada persona es una parte única de un ecosistema global en el que sus elecciones afectan al todo. Cada persona es una parte vital de una máquina más grande que beneficia a toda la humanidad. Todos tienen la libertad de descubrir su objetivo, seguir su pasión, mejorar y ver cómo sus esfuerzos contribuyen a la vida de 8 mil millones de personas en lugar de solo servir y satisfacer sus necesidades.

La unificación total del globalismo es parte de nuestra visión utópica del progreso de la humanidad, un nuevo orden mundial de edades. Pero el camino es largo y arduo, y se deben dar muchos pasos antes de que se puedan borrar las fronteras de la humanidad.

LA HUMANIDAD NO ES UNA ESPECIE DE 8.000.000.000; ESTA ES UNA ESPECIE DE 1 VECES 8,000,000,000

Desde que los primeros habitantes prehistóricos de la Tierra comenzaron a unirse en manadas para la búsqueda comunitaria de recursos, los humanos se han sentido naturalmente atraídos por comunidades que se asemejan más a sus propias creencias innatas y composición genética. Al formar tribus, los humanos han dividido este planeta en secciones que permitirían que sistemas de creencias y culturas profundamente diferentes pudieran florecer y desarrollarse orgánicamente. Pero en estos primeros días, los ciudadanos de este planeta solo podían comunicarse geográficamente con los que estaban cerca, por falta de tecnología para compartir ideas y opiniones con tanta libertad como hoy. Durante miles de años

You cannot copy content of this page